Comunicados de Prensa

Claves para salvar vidas con alimentación y hábitos saludables

 

El consumo de alimentos frescos previene enfermedades no transmisibles, así como la actividad física y disminución del consumo de alcohol y tabaco hacen parte del autocuidado.

 

 

El Ministerio de Salud y Protección Social reitera la importancia de las intervenciones de autocuidado, que tienen un papel relevante en la promoción de la salud y prevención y manejo de las enfermedades no transmisibles y la salud mental.

 

Según la última Encuesta de Situación Nutricional de la población colombiana (ENSIN 2015), se encontró un incremento en la prevalencia de la desnutrición aguda en menores de 5 años, así como exceso de peso en este mismo grupo poblacional, lo que puso de manifiesto la problemática de doble carga nutricional que afronta el país.

 

Esta situación no solo se presenta en niñas y niños pequeños; en los escolares y adolescentes se reporta retraso en talla (7,4 % y 9,7 % respectivamente) y, a la vez, 24 y 18 de cada 100 escolares y adolescentes tienen exceso de peso.

 

De igual forma, los jóvenes y adultos de 18 a 64 años incrementaron las prevalencias de esta condición en los últimos 10 años en 10,6 puntos porcentuales, al pasar de 45,9 % en 2005 a 56,5 % en 2015, lo que indica que más de la mitad de la población adulta en el país presentó sobrepeso u obesidad.

 

Claudia Moreno Barrera, subdirectora de Salud Nutricional, Alimentos y Bebidas (e), invitó a los colombianos a “fomentar prácticas de autocuidado en donde las personas puedan tomar decisiones y actuar para proteger su salud y su estado nutricional”.

 

Frente a los avances, la subdirectora apuntó que “se encuentra la aplicación de las Guías Alimentarias Basadas en Alimentos para la población colombiana, las cuales promueven el consumo de alimentos frescos, variados, densos en nutrientes (lácteos, proteínas de alto valor biológico, frutas y verduras), que previenen la aparición de enfermedades asociadas con el déficit, como la anemia”.

 

En el sector de la salud se ha establecido la importancia del autocuidado, con una mirada desde la atención primaria en salud, impulsado por enfoques de curso de vida, enfoque étnico y de género, donde el empoderamiento de las mujeres es importante. La Organización Mundial de la Salud define el autocuidado como la capacidad de las personas, las familias y las comunidades de mantenerse al margen del sistema para promover la salud, prevenir enfermedades, mantener la salud y hacer frente a la enfermedad y la discapacidad con o sin apoyo de un proveedor de atención médica.

 

Recomendaciones

 

– Si está en embarazo, asista a los controles prenatales y consuma alimentos frescos, variados y naturales, evite el consumo comidas rápidas, gaseosas, bebidas azucaradas, bebidas energizantes y productos de paquete.

– Alimente a su bebé con lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y ofrezca a partir de los seis meses de edad alimentos variados, frescos y naturales, preparados en el hogar. Continúe amamantando hasta los 2 años o más.

– No ofrezca a su niño o niña leches de tarro, compotas comerciales, cereales de caja para bebés, productos de paquete, carnes frías, comidas rápidas y bebidas azucaradas.

– Permita al bebé el contacto con los alimentos mientras come, para que experimente de forma segura sus texturas, olores y sabores y evite la televisión, teléfono y otras distracciones.

– Prefiera el consumo de alimentos naturales, frescos, variados y locales.

– Consuma diariamente leche u otros productos lácteos y huevo e incluya en cada una de las comidas frutas enteras y verduras frescas.

– Consuma al menos dos veces por semana leguminosas como frijol, lenteja, arveja y garbanzo, ayudará a su digestión y para prevenir la anemia, los niños, niñas, adolescentes y mujeres jóvenes deben comer vísceras una vez por semana.

– Para mantener un peso saludable, reduzca el consumo de “productos de paquete”, comidas rápidas, gaseosas y bebidas azucaradas.

– Para tener una presión arterial normal, reduzca el consumo de sal y alimentos como carnes embutidas, enlatados, lea la etiqueta nutricional y prefiera alimentos bajos en sodio.

 

– Cuide su corazón, consuma aguacate, maní y nueces, disminuya el consumo de aceite vegetal y margarina; evite grasas de origen animal como mantequilla y manteca.

– Sea crítico con la publicidad y marketing en los alimentos, revise sus necesidades alimentarias y analice la información suministrada.

– Por el placer de vivir saludablemente, realice actividad física de forma regular.

 

Finalmente, Moreno Barrera instó a la población en general a mantener las prácticas de autocuidado, a propósito de la conmemoración que se realiza cada 24 de julio para recordar la importancia de cuidarse a sí mismo.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Back to top button
EnglishSpanish
Accessibility
Close
Close