SemLactanciaESEHUEMPromocionar la lactancia exclusiva hasta los 6 meses y complementaria hasta los 2 años como el mecanismo más efectivo para garantizar nutrición y prevenir enfermedades en los niños motivó la conmemoración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna en Norte de Santander.

La Gestora Social del departamento, Cecilia Soler, el Instituto Departamental de Salud y la ESE Hospital Universitario Erasmo Meoz retomaron el lema “Lactancia Materna: Clave para el Desarrollo Sostenible” establecido por la WABA, destacando el aporte de la lactancia a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible recordando el compromiso de acompañar a las familias gestantes y lactantes.                    

Desde la Red Departamental de Promoción, Protección y Apoyo a la lactancia, la salud materna y la salud infantil, se programaron actividades similares en los 40 municipios llamando la atención de madres gestantes y madres FAMI, un llamado al que se vinculan las Alcaldías y los despachos de las gestoras sociales desarrollando estrategias por una lactancia libre y a demanda durante todo el mes.

“Invito a todos los actores del Sistema General de Seguridad Social en Salud a que se vinculen, alcaldes, gerentes de ESE y EPS, profesionales de la salud, padres de familia, todos somos responsables de la salud y el bienestar de nuestros niños”, destacó la Gestora Social de Norte de Santander.

El Programa Madre Canguro y El Banco de Leche Humana BHL que entrará en funcionamiento en la ESE Hospital Universitario Erasmo Meoz y la certificación de la ESE Hospital Local Los Patios como la primera institución de la región que implementa la Estrategia Instituciones Amigas de la Mujer y la Infancia “IAMI Integral” fueron identificadas como experiencias significativas que se convierten en referencia garantizar la lactancia como un derecho de los niños y niñas.

Durante la jornada se insistió en que el inicio temprano de la Lactancia Materna, puede salvar vidas.  Está comprobado científicamente que la primera media hora contribuye a reducir la mortalidad infantil en dos tercios entre niños y niñas menores de 5 años, además la mayor parte de las muertes infantiles se deben a diarreas y enfermedades respiratorias que pueden reducirse con esta práctica.

JUAN ALBERTO BITAR MEJIA

Director