Cuatro menores de 18 años, un joven de 25 y un adulto mayor de 57 fueron atendidos durante la noche del 31 de diciembre en IPS públicas y privadas de la región por lesiones relacionadas con la manipulación de pólvora, así lo informó el Instituto Departamental de Salud a través del Sistema de Vigilancia Epidemiológica Sivigila.

Las lesiones incluyen laceraciones en cara, quemaduras en segundo grado en cara y cuello y de tercer grado en mano y amputación de dedos, ocasionados por totes y juegos pirotécnicos en casos aislados presentados en el Área Metropolitana de Cúcuta y la subregión occidental (Ocaña), incluyendo tres en Cúcuta y uno en Villa del Rosario, uno en Ocaña y uno en El Carmen.

Los afectados fueron atendidos oportunamente garantizando seguimiento a la evolución de los casos y reporte ante el nivel nacional.

Durante el mes de diciembre el Instituto Departamental de Salud mantuvo vigilancia intensificada de lesiones por pólvora con informes diarios que consolidó la información reportada por Centros de Salud, Hospitales y Clínicas identificadas como Unidades Primarias Generadoras de Datos UPGD.

En total 20 personas sufrieron lesiones por pólvora en el departamento, siete en menores entre cinco y 14 años, 12 entre 15 y 44 y uno mayor de 65, siendo el municipio de Cúcuta el que aportó más casos al consolidado con siete, seguido de Ocaña y Teorama con dos y Bucarasica, Convención, San Calixto, La Playa, Sardinata, El Carmen, El Zulia y Villa del Rosario con uno cada uno.

Los primeros afectados de la temporada se registraron el 5 de diciembre resultando afectados un joven de 17 años que sufrió quemaduras en pierna en Teorama y un menor de siete años procedente del departamento de Boyacá que fue atendido por la red pública en Toledo.

El balance destaca que durante la noche de velitas NO se presentaron lesiones por pólvora y el 24 se presentó sólo un caso que corresponde a un menor de 11 años procedente de Venezuela, confirmando la reducción de casos con relación a las cifras registradas durante diciembre de 2015 que antes de iniciar temporada decembrina incluía tres menores de edad afectados.

En Norte de Santander está prohibida la manipulación y uso de pólvora, las autoridades de salud recuerdan a padres de familia y cuidadores la importancia de estar atentos para evitar lesiones especialmente en menores de edad y adultos mayores durante el cierre de las fiestas de año nuevo que incluye la celebración del 6 de reyes.

JUAN ALBERTO BITAR MEJIA

Director