Comunicados de Prensa

Instituto Departamental de Salud solicita mesa de trabajo con la Comisión de Moralización ante denuncias anónimas.

bitar.jpg

  • Durante los últimos meses de 2018, panfletos intimidantes y correos electrónicos anónimos fueron remitidos a correos institucionales y de instituciones prestadoras de servicios de salud (IPS), atentando contra el buen nombre de la institución.
  • La Coordinadora del subgrupo de vigilancia y control solicitó a la Procuraduría Regional y la Superintendencia Nacional de Salud, adelantar las investigaciones correspondientes a la dependencia.

El Instituto Departamental de Salud de Norte de Santander rechaza los panfletos y correos electrónicos anónimos circulados a las dependencias y a las IPS que conforman la red prestadora pública y privada habilitada en la región, que relacionan presuntos hechos de corrupción y tráfico de influencias en las acciones de vigilancia y control a las instituciones prestadoras de servicios de salud y prestadores independientes.

El Director Juan Alberto Bitar Mejía, atendiendo a la solicitud presentada por la profesional especializada con funciones de coordinadora del subgrupo vigilancia y control, mencionada en los pasquines, Gloria Inés Montaño Moncada, anunció una auditoría interna para esclarecer los hechos.

“Esta información malintencionada afecta el buen nombre de la entidad y de los funcionarios desdibujando la gestión adelantada como autoridad sanitaria para la rectoría del sistema a nivel territorial, que ha sido desarrollada manteniendo la normatividad vigente y los lineamientos de la Superintendencia Nacional de Salud, por eso invitamos a los entes de control a realizar auditorías que den cuenta de los procesos adelantados por el subgrupo de vigilancia  y control”, puntualizó.

También solicitó al Contralor General del departamento, Rafael Hernán Sanín Blanco, Presidente de la Comisión de Moralización,  integrada por los entes de control de la región, mesa de trabajo en la que se evalúe la situación generada por los panfletos que afectan el buen nombre de la entidad y de sus funcionarios.

El hecho fue denunciado penalmente ante la Fiscalía General de la Nación por injuria y calumnia, solicitando que sean tenidos en cuenta los testimonios de los veedores de salud del Departamento.

Acciones de vigilancia y control han tenido celeridad.

La gestión adelantada durante los últimos tres años por el subgrupo vigilancia y control incluyen la inscripción de 2.060 novedades de los prestadores de servicios de salud en el Registro Especial de Prestadores de Servicios de Salud REPS.

787 visitas de verificación realizadas a los prestadores de servicios de salud, mediante las cuales se evalúa el componente de habilitación el cual incluye condiciones como:  tecnológicas – científicas, técnico-administrativos y de suficiencia patrimonial y financiera; a través de ellas se generaron 245 investigaciones administrativas en cumplimiento del Decreto 780 de 2016, que conllevaron a sanciones y a la imposición de Medidas de Seguridad contra los PSS, que incumplieron el componente de habilitación.

Durante vigencia 2018, se impusieron 9 de Medidas de Seguridad a servicios de salud de algunos PSS, que no se encontraban brindando servicios de salud conforme a las disposiciones del SOGCS, lo cual atentaba contra la salud y vida de los usuarios del SGSSS.

También se garantizó la inspección, vigilancia y control a profesionales independientes, instituciones prestadoras de servicios de salud, transporte especial de pacientes y con objeto social diferente no habilitados en el REPS, con 175 visitas.  Se realizaron visitas de inspección, vigilancia y control a 33 IPS con servicio de urgencias habilitado en REPS y visitas previas a 95 nuevas instituciones prestadoras de servicios de salud, de conformidad a lo establecido en el artículo 13 de la Resolución 2003 del 2014.

1.689 quejas recibidas fueron tramitadas, 8 de las cuales pasaron a investigación administrativa sancionatoria y se expidieron 171 licencias de funcionamiento a equipos emisores de radiaciones ionizantes, 959 licencias de seguridad y salud en el trabajo y se garantizó evaluación de la tecnología biomédica de los prestadores con 394 visitas.

El impacto de la gestión institucional confirma el compromiso con la región.

Durante el 2018, el Instituto Departamental de Salud presentó iniciativas para el fortalecimiento de la red pública con nueve proyectos para adecuación de infraestructura física hospitalaria en Toledo, Arboledas, Chinácota y Sardinata; y gestionó la consecución de recursos para 16 ambulancias, 2 unidades médico odontológicas y una unidad de hematología gestionadas por 4.900 millones y 1.200 millones para saneamiento fiscal de Hospitales de la región (9.400 millones para el Hospital de Pamplona y 1.800 millones para el Centro de Rehabilitación Cardioneuromuscular). Se priorizó el fortalecimiento del área de hospitalización, psiquiatría infantil y farmacodependencia del Hospital Mental Rudesindo Soto por 7.200 millones.

Se adelantó seguimiento a atención en salud con 24.139 millones de pesos girados por atención a régimen subsidiado y seguimiento al comportamiento de cartera de las EPS con su red de prestadores.

También se lideraron intervenciones para promoción, prevención y gestión del riesgo en Salud Pública que incluyeron diagnósticos sanitarios, prácticas de autocuidado, Planes para la prevención del consumo de sustancias psicoactivas, apoyo a la lactancia, fortalecimiento de los métodos de anticoncepción y doble protección, prevención del VIH, vacunación de niños de 0 – 5 años, atención de casos de lepra y tuberculosis y vacunación antirrábica canina y felina en 39 municipios.

Adicionalmente 13.111 atenciones se presentaron a la población migrante por parte de la Red Pública durante la vigencia 2017 y 21.381 atenciones durante el transcurso de la vigencia 2018 con un costo de 34.863 millones de pesos.

JUAN ALBERTO BITAR MEJIA

Director

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Back to top button
EnglishSpanish
Accessibility
Close
Close